Valores nutricionales del marisco

IMG_7026Los mariscos son uno de los mejores alimentos que existen para nuestro organismo. Según señala un estudio elaborado por el California Seafood Council: “los mariscos son bajos en grasas saturadas y sodio, ricos en vitaminas y minerales y, además, muy fáciles de digerir”.

Contenido proteico

Los mariscos son una de las mejores fuentes de proteínas para nuestro organismo. Y las proteínas son fundamentales, ya que el cuerpo las necesita para crecer, mantener y reparar nuestro tejido celular.

Contenido de vitaminas y minerales

Los mariscos son una fuente de potasio, vitamina A, E, C y D, calcio y hierro. Vitaminas realmente necesarias para el crecimiento y fortalecimiento de los huesos. La vitamina E tiene una fuerte acción antioxidante, mientras que las vitaminas del complejo B que también encontramos en los mariscos aportan ácido fólico. La vitamina A es perfecta para cuidar la piel y la visión.

Omega 3

El Omega 3 es imprescindible para nuestro organismo porque ayuda a disminuir el colesterol y, por lo tanto, las posibilidades de sufrir un ataque cardiaco, así como enfermedades cardiovasculares a medio y largo plazo.

Valores nutricionales del bogavante, el mejillón y la langosta

Mejillón

El mejillón es uno de los mariscos con mayor calidad nutricional. Además, permite decenas de formas de preparación diferentes, así que es una opción excelente para cuidar nuestro organismo. Es muy rico en aminoácidos, tiene muy poca grasas saturadas y azúcares, y es rico en grasas insaturadas procedentes del fitoplancton que le sirve de alimento.

Bogavante

El bogavante es muy rico en vitamina B5 y en yodo. Este último es absolutamente
beneficioso para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. En cuanto a la vitamina B5, podemos decir que es buena para reducir el exceso de colesterol, así como a combatir el estrés y las migrañas.

Langosta

La langosta es uno de los mariscos más ricos en zinc y en yodo, como hemos visto anteriormente. El yodo ayuda a procesar los hidratos de carbono. Mientras que el alto contenido en zinc que contiene facilita a nuestro organismo la asimilación y el almacenamiento de la insulina.

Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Salud y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario