Una dieta sana y equilibrada, la base para reducir infartos

dieta-corazonUn corazón saludable es aquel que se nutre de una dieta sana, equilibrada y variada, y también de un estilo de vida saludable. Todo ello reduce hasta un 80% el riesgo de padecer un infarto y también de desarrollar enfermedades relacionadas con el corazón.

La dieta sana, como por ejemplo la mediterránea, ofrecer mucho más, porque gracias a ello, se reduce el colesterol, la obesidad, el sobrepeso y también el riesgo de tener hipertensión.

Alimentos saludables que protegen al corazón

Verduras de hoja verde

Este tipo de verduras, como pueden ser las acelgas, las espinacas o la lechuga son realmente factibles para tomar a diario. Llevan una gran cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales, tales como las de tipo B y D, también retrasan el envejecimiento celular, son hidratantes, depurativas y diuréticas. Y ayudan en gran medida a proteger el corazón de todo tipo de riesgo.

Frutos secos: nueces

Un puñado de frutos secos también protegen el organismo de forma general, y en especial de la salud cardiovascular. De entre todos los frutos secos, las almendras y las nueces son las mejores al ofrecer ácidos grasos Omega-3 de origen vegetal, que van bien para rebajar los niveles de glucosa en sangre, reducir el colesterol malo y la hipertensión. Y todos ellos son factores de riesgo cardiovascular.

Pescado azul

De la misma manera que las nueces, el pescado azul contiene una gran cantidad de ácidos grasos Omega-3 que protegen el corazón. Encontramos una gran variedad de pescados azules, desde la trucha, al salmón pasando por el atún. Permite, además, variados y sanos platos con diversidad de ingredientes.

Práctica de ejercicio

Hay muchos más alimentos saludables que permiten salvaguardar al corazón. Pero ello debe estar combinado con la práctica del ejercicio desde que se es niño. Porque rebaja los malos hábitos y pone a tono todo el cuerpo, además de ofrecer la energía que se necesita. Los médicos también recomiendan revisiones periódicas para descartar el desarrollo de alguna enfermedad que esté relacionada con el corazón.

Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Salud y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario