Recetas para combatir el frío: sopas de pescado y mariscos

El carabinero se utiliza mucho para hacer sopas y cremas

El carabinero se utiliza mucho para hacer sopas y cremas

El frío ya ha llegado para quedarse una larga temporada. Las sopas de pescado y marisco son una estupenda opción para un primer plato. Sabrosas, nutritivas y calientes, las sopas elaboradas con estos ingredientes suelen requerir un poco de paciencia para su elaboración, aunque su dificultad no sea muy alta.

La parte más laboriosa es hacer el caldo de la sopa, para que quede con todo el sabor de los ingredientes y con el aroma marinero deseado. Una vez se haya elaborado esta parte fundamental de la sopa, que va a servir de base, podéis probar con alguna de estas recetas que os proponemos.

Una de ellas es la que nos ofrecen en Recetas de Rechupete para la que hace falta un pescado de roca, una cola de rape, langostinos frescos y unos 300 g de almejas.

Antes de ponernos a preparar la sopa, es necesario dejar que las almejas suelten la arena. Después, estas se hacen al vapor: en una cazuela con un medio vaso de agua se cuecen durante un minuto. Cuando estén abiertas se retiran y se dejan enfriar. Se guarda y cuela el agua donde se han cocido para añadir al caldo de la sopa.

Luego se pela la patata, la zanahoria y se rallan muy fino para añadir al caldo de pescado, para que cuando estén cocidas se vayan deshaciendo. Ponemos a fuego medio para que no pierda temperatura el caldo y echamos el pescado, que al ir en dados tardará unos escasos 10 minutos en cocinarse. Cuando falten unos dos minutos de cocción al pescado, se añaden las colas de langostino, las almejas con su caldo. Ya está lista la sopa para servir bien caliente.

Otra receta orientada especialmente a los más pequeños la encontramos en Pequerrecetas y nos ayudará a que los niños y niñas de casa ingieran pescado de manera fácil.  En este caso necesitaremos una cabeza de merluza, y cuatro rodajas, 250 gramos de gambas y otros tantos de almejas. Además de verdura como puerro, tomate, patata o zanahoria.

Lo primero que se debe hacer, como en la receta anterior, es contar con un buen caldo de pescado. Cuando tengamos este listo, se pocha en una cacerola las verduras, empezando por el ajo, el puerro y las zanahorias y el tomate. Cuando estén doradas estas verduras se añade el caldo de pescado. Se deja hervir unos minutos y luego se tritura y se cuela.

Más tarde, se vuelve a poner en el fuego y se añade la merluza cortada en trozos y las gamas,  a los cuatro minutos se añade las almejas.

Estos son solo dos ejemplos de la multitud de variedades que existen para cocinar un buen plato de pescado de cuchara, que ayudará a que toda la familia se alimente al mismo tiempo que es una excelente manera de combatir el frío. ¿Cómo hacéis vosotros la sopa de pescado?

Esta entrada fue publicada en Galicia, Gastronomía, Pesca y Mar y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario