¿Qué es la marea roja?

bateasmariskito

Foto de Flickr – Autor: Mundo Desconcertante

En los últimos días han aparecido en los medios varias noticias relacionados con la marea roja, fenómeno natural que se produce en Galicia dos o tres veces al año.

El término marea roja se refiere a una excesiva proliferación de microalgas en los estuarios o el mar, causada por diferentes tipos de algas presentes en número elevado. La marea roja es un tipo específico de bloom de algas, en que a causa de una serie de mecanismos que se producen en el ambiente acuático se produce una coloración roja (entre otras cosas por presencia de algas rojas), y concentraciones de toxinas. A veces se suele utilizar en forma errónea este término para cualquier proliferación masiva de microalgas. La alta concentración de estos microorganismos planctónicos, algunos de los cuales producen toxinas, causa pérdidas económicas para la acuicultura. Las toxinas se suelen acumular en los moluscos como el mejillón y bivalvos como la almeja,  la ostra  o la vieira. Este fenómeno no afecta a peces, pulpos, calamares o mariscos como los langostinos. En resumen, este fenómeno natural no es peligroso, aunque puede ocasionar, en el peor de los casos, trastornos intestinales.

Sin embargo, es necesario rebajar la alerta social creada alrededor de este fenómeno natural. Debido a la proyección en la prensa de las medidas tomadas por los organismos oficiales para garantizar la máxima calidad del producto gallego se ha creado cierta alarma injustificada. Sin embargo, no hay ninguna razón para que los compradores de marisco gallego se preocupen por esta marea roja. Todo lo que llega al mercado, bien etiquetado e identificado tras los pertinentes controles sanitarios, está en perfectas condiciones para su consumo.

El Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia (Intecmar) supo detectar este episodio tóxico, lo que obligó, por prevención a cierres de bateas durante un período corto de tiempo. Todos los días se realizan análisis tanto en el agua como en los moluscos, por lo que las notificaciones se hacen “tan pronto” se tiene constancia de la presencia de la toxina.  El objetivo del organismo es “garantizar al máximo la seguridad del consumidor. Es decir, evitar que lleguen al mercado productos con toxina”. Por este motivo no hay ningún tipo de peligro e inseguridad al comprar producto en el mercado, porque además de los controles rutinarios de calidad que se realizan siempre, Intecmar ha sabido reaccionar pronto y todos los productores han colaborado para que nada manche el prestigio del marisco gallego.

Esta entrada fue publicada en Galicia, Pesca y Mar y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario