Pescado, protagonista de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es famosa en el mundo entero, una gastronomía muy buscada por todos aquellos amantes del buen comer. Aceite de oliva, legumbres, cereales y pescados son la base de la dieta mediterránea. Pero el pescado es sin lugar a dudas el alimento que mayores beneficios brinda al organismo, el alimento más apreciado por personas procedentes de todos los rincones del mundo.

Pescado: alimento sano, sabroso e indispensable

El pescado es considerado el principal protagonista de la dieta mediterránea por infinidad de factores, como su alto valor nutricional, su exquisito sabor, su delicioso aroma, su suave textura y las numerosas posibilidades que ofrece a la hora cocinarlo, pudiendo ser preparado de infinidad de maneras, de ahí el amplísimo repertorio de recetas existentes en las que se hace uso del pescado como protagonista clave.

Como hemos mencionado en otras ocasiones, los pescados son una riquísima fuente de proteínas, especialmente el bonito, actualmente considerado el pescado más saludable y nutritivo que existe. Además de ser una rica fuente de proteínas, el pescado en general es una rica fuente de ácidos Omega 3 y de vitaminas del grupo B, por lo que se convierte en un alimento básico en la dieta de cualquier persona. Muchos son los expertos en alimentación que recomiendan la ingesta de pescado al menos 3 veces por semana gracias a sus muchos beneficios.

El consumo de pescado, especialmente de pescado azul, acompañado de una buena copa de vino, puede convertirse en una potente fuente de salud para el cuerpo. En muchas ocasiones, las personas no saben cómo acercarse a la auténtica dieta mediterránea y cuidarse comiendo, por ello es importante tener muy presente el pescado en la dieta, ya que se trata de un alimento fundamental que cuidará de cuerpo y mente gracias a sus muchas propiedades beneficiosas para la salud.

Claves de una buena alimentación

Los pescados y las verduras se colocan como principales protagonistas de una buena alimentación centrada en la dieta mediterránea, por ello el consumo habitual de estos productos pueden marcar una gran diferencia para la salud de tu cuerpo.

Galicia es sin lugar a dudas uno de los paraísos más reconocidos alrededor del mundo por el pescado y marisco que se consiguen en sus aguas, por este motivo muchos de los pescados que se consumen proceden de esta región de la Península, ya que la calidad, frescor y sabor resultan verdaderamente envidiables. Descubre el placer de la dieta mediterránea a través del pescado.

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario