Pautas para un desayuno saludable

Un-desayuno-sano-un-desayuno-saludableEl desayuno es una de las piezas más importantes del día. Un mal desayuno o saltárselo puede tener fuertes consecuencias, como engordar o no nutrirse correctamente. Por ello, la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación recomienda algunas de las bases para tomar un correcto desayuno.

Tomar algo antes de salir de casa

Una gran parte de las personas, sobre todo los escolares, no desayunan antes de salir de casa. Un vaso de leche no es suficiente para poder asegurarse un mejor rendimiento desde primera hora de la mañana. Puede complementarse con galletas, cereales o una pieza de fruta. Posteriormente, se puede realizar un desayuno más generoso.

Comer a media mañana

Es positivo comer algo a media mañana, especialmente si faltan algunas horas antes de la comida de mediodía. A esta hora, se puede elegir entre lácteos, fruta y bocadillos diversos.

Consejos

Según la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, no hay alimentos buenos o malos, sino más bien una dieta que está bien o mal ajustada a las necesidades de cada persona. Todos debemos nutrirnos de los alimentos básicos de manera frecuente, y de los no esenciales, que se deben consumir de manera menos habitual. En el desayuno entran algunos de estos alimentos básicos, como la leche, los lácteos, el aceite de oliva y la fruta.

Introduce carbohidratos

Un desayuno completo debe llevar carbohidratos. Recomendamos los cereales, si pueden ser integrales, mucho mejor, aunque también sirven otros como la avena, la cebada y otras especialidades. Los carbohidratos también se encuentran en el pan, que aunque no debe ser excesivamente consumido, es beneficioso para obtener las proteínas que ansiamos.

Desayunar de manera consciente

Es decir, de manera pausada, sin prisas, correctamente y sentado. Debemos tomarnos nuestro tiempo para hacer una pausa en lo que estamos haciendo y desayunar de manera relajada y masticando bien.

Beneficios de un buen desayuno

Desayunar adecuadamente mejora globalmente el estado nutricional y del bienestar de las personas. Además, ayuda a rendir mejor en el trabajo o en el colegio, y se comprueba que las personas que desayunan apropiadamente tienen menos riesgo de padecer obesidad. Asegura un aporte energético que facilita el rendimiento tanto físico como intelectual que uno se merece durante todo el día.

 

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario