Los pescados del verano

pescados_veranoSi bien consumir pescado durante todas las épocas del año es algo muy beneficioso, hay determinados pescados que se consumen más en verano. Vamos a ver cuáles son, sus nutrientes y algunas recetas para que estén más sabrosos.

 

Sardinas

Buenas para toda la familia, son cómodas de comer y puede realizarse en el momento, ya sea a la plancha o a la brasa, especialmente en fiestas, barbacoas y junto a la playa. Las sardinas merecen una fuerte consideración como alimento destacado al ser un pescado azul muy rico en aceite omega 3. Por lo tanto, es bueno para controlar el colesterol y también el corazón. Lleva muchos minerales y vitaminas, y desarrolla los huesos y la memoria de los niños y adolescentes.

Bonito

Es un pescado muy completo y de plena temporada veraniega. Suelen abundar durante los meses de junio a octubre y sirve para sustituir al atún, cuando es menos frecuente ya de cara al verano, aunque también éste podemos consumirlo sin problema.

Cabracho

Con la llegada del calor, es temporada de cabracho. Su carne de calidad es fundamental para los niños, y su sabor es perfecto para toda la familia, además de tener una carne tierna y muy sabrosa. Para cocinarlo hay muchas maneras, pues lo encontramos en forma de sopa o bien típicamente el pastel de cabracho, que suele servirse frío para combatir las altas temperaturas estivales.

Gambas, gambones…

El marisco también se consume todo el año, pero es esta época, hay ciertas especies de temporada. Entre estas, las gambas son preferidas al consumirse de manera fresca, solas o bien con paella. Además, encontramos el bogavante, la langosta y los langostinos. Y todo lo que tiene que ver con otros moluscos como los mejillones, los calamares o las almejas.

Pez espada

Lo encontramos en la temporada de julio a noviembre y es recomendable para los niños, de manera que se puede cocinar directamente a la plancha y sin mucha complicación, en verano y para toda la familia.

Caballa

Es uno de los pescados que más abundan en nuestros mares. Empieza temporada desde abril y se acaba en septiembre, pero por suerte solemos tener caballa durante todo el año.  Una gran parte de la caballa suele ser en conserva, pero también lo podemos comprar fresco. Ideal para bocatas fríos en verano.

Esta entrada fue publicada en Gastronomía y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario