Las mejores salsas para carnes

imagesLe dan ese toque diferente y sabroso a toda clase de alimentos. Son las salsas, que pueden acompañar a carnes y pescados y condimentarse a gusto del consumidor. No todas las salsas irán bien para acompañar a las carnes, os damos algunas propuestas.

Yogurt, tártara…

Algunas salsas algo orientales y árabes aportan un toque de acidez a las carnes más preciadas. En tacos de ternera y para aves, como el pollo, la salsa tártara da sabor mientras que la de yogurt le otorga más cremosidad y suavidad. La ventaja es que estas salsas, como la de yogurt, son muy fáciles de preparar en casa, basta con echar un yogurt natural, aceite, vinagre, sal, especias y remover para todo se mezcle.

Mostaza y barbacoa

Ambas salsas son tradicionales para acompañar a las carnes gruesas y de vacuno, sobre todo cuando están hechas a la brasa. De influencia americana, el sabor algo fuerte de la sala barbacoa o de la mostaza no es tolerada por una gran parte de los consumidores, pero para otros es realmente excepcional.

Salsas con vino

En la cazuela o la sartén siempre podemos echar un poco de vino para potenciar sabores de especias. Este hecho se llama desglasar y es distinto a realizar una salsa con vino. En el segundo caso, se basa en mezclar en una paella hortalizas, mantequilla, especias y vino, que puede ser tinto o blanco.

Salsas de guisados y estofados

En España es bastante tradicional aprovechar algunos alimentos para realizar salsa. Se suele aprovechar el resultante del guisado que hemos realizado con la carne a lo que podemos añadir cebolla o bien otras hortalizas para que todavía sea mejor.

De setas

Es otro complemento perfecto para pastas y claro está carnes. Su preparación es muy sencilla, pues necesitamos champiñones, nata líquida, cebolla, zanahoria, vino blanco para mezclarlo a gusto y luego echarlo a la carne.

Chimichurri de tomates secos y pimientos

Las salas chimichurris son propias de la cocina argentina, donde encontrar excelentes carnes. Para cambiar un poco, las podemos hacer con tomates secos y pimientos cortados a trozos muy pequeños y añadir especias y abundante aceite. Es una de las más empleadas para las carnes a la brasa.

 

Esta entrada fue publicada en Carne Gallega, Gastronomía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario