Las mejores carnes para los niños

bodegon_carnesDependiendo de la edad del niño, un aporte de carne es beneficioso para su correcto desarrollo tanto corporal como mental. Si bien de bebés se necesita introducirla en los purés, más delante debe estar incorporada a la dieta normal.

Pavo y pollo

Las carnes que más les suelen gustar a los niños son las de pavo y pollo, al ser estas más suaves, finas y blandas. Es desde los seis meses cuando ya puede incorporarse el pollo en la dieta del niño, especialmente en forma de cremas. El pollo tiene menos grasa, y por ello, es más fácil de digerir por los más pequeños. Las vitaminas que encontramos son de tipo B, lo que favorece el correcto funcionamiento del cerebro y mejora la circulación sanguínea. Además, este tipo de carne nos aporta ciertos minerales como el fósforo y el potasio.

El pavo es similar al pollo en cuando a aporte nutritivo, aunque destaca especialmente, por tener menos grasa y colesterol. Es rica también en hierro, este elemento compone la dieta básica del niño para su correcto desarrollo y funcionamiento. La carne de pavo también posee vitaminas B3 y otras del grupo B, y en cuanto a los minerales, el magnesio, el fósforo y el zinc también están presentes.

Cerdo

La carne de cerdo, en forma de lomos, es otra de las que más gustan. La podemos hacer en forma de libritos, al horno o bien con patata y otras legumbres para que sea un plato completo para los niños.

Aunque no suele tenerse muy en cuenta, lo cierto es que la carne de cerdo tiene también fuertes propiedades, ya que contiene tiamina y vitaminas B6 y B12. Los minerales que tu hijo necesita para el día a día, tales como el hierro, el zinc, o el fósforo, para que el niño tenga energía vital, crezca sano y pueda desarrollar una cierta agilidad mental en sus estudios cuando está en el colegio.

Ternera

Dentro de las carnes rojas, la ternera es rica en hierro, por lo que su consumo es altamente favorable para los niños. En este caso, también están formadas por vitaminas de tipo B, como la B6 y la B12, estas aseguran un mayor desarrollo del sistema inmunológico. Mientras que los nutrientes como el potasio estimula la hormona del crecimiento.

Potro

Es España, la carne de caballo se está extiendo poco  a poco. Esta carne es favorable para los niños porque tiene más hierro, menos grasas y calorías, y además, es fuente de proteínas, vitaminas y minerales.

Conejo

Aunque se estila menos, se recomienda también en la dieta infantil al ser sabrosa y blanda, por lo que no cuesta al masticar. Es baja en calorías y en colesterol, y rica en algunos minerales como el calcio o el fósforo, tan necesarios para el correcto desarrollo de los huesos de los niños. También aporta vitaminas dentro del grupo B, y se puede comer sobre todo en otoño e invierno para aportarles la energía que necesitan durante estos meses.

Esta entrada fue publicada en Carne Gallega, Gastronomía, Salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario