La Reconquista de Vigo

reconquista_de_vigo_2015El Día de la Reconquista, declarada fiesta de Interés Turístico Gallego, se llama así porque conmemora la reconquista de Vigo a las tropas napoleónicas, hecho ocurrido el 28 de marzo de 1809. Esta celebración, de dos siglos de antigüedad, es una de las principales señas de identidad de Vigo y con ella se pretende promover entre los vigueses los valores de entrega y amor por su ciudad.

El próximo 28 de marzo (fiesta local), se celebra, un año más, el Día de la Reconquista, con la que se conmemora la victoria sobre las tropas napoleónicas y la consiguiente recuperación de la ciudad. El acontecimiento fue la culminación de una serie de hechos históricos que se inician en 31 de enero de ese mismo año con la llegada de los franceses.

La lucha

Cuenta la historia que el pueblo se dirigió a la Plaza del Ayuntamiento, donde el entonces alcalde les hizo saber que tanto él como la Corporación municipal que él presidía, estaban “dispuestos a sacrificarse en defensa de la religión, de la Patria y del Rey”. El Gobernador militar que se hallaba en la Plaza contestó que compartía sus palabras y que preferiría morir antes que rendirse; pero fundándose en que no contaba con hombres, ni con armas, ni con víveres para la defensa y en que para la ocupación completa de Galicia por los franceses, sólo faltaba este pueblo, opinaba que se entregasen, a lo que el pueblo respondió con un rotundo NO.

De todas partes de Galicia concurrían voluntarios en considerable número, poniendo de manifiesto su patriotismo, alentando el espíritu público del paisanaje de los alrededores de Vigo, atacando sin descanso a las partidas francesas que salían a forrajear, y de que tenían previo aviso. Estas partidas se vieron continuamente molestadas por el pueblo que siempre las obligaba a retirarse y que solía perseguirlas encarnizadamente a pesar del incesante fuego de artillería y fusilería que el enemigo hacía desde las murallas.

A día 15 de marzo, ya no había pueblo que no estuviese levantado.

La rendición de los franceses se sella con la entrega de más de 1400 soldados. Los napoleónicos embarcan en las fragatas inglesas y dejan en Vigo 39 cañones, 107 cajas de municiones, 57 quintales de pólvora, 339 hambrientos caballos, 60 carros y 117.000 francos.

Para saber más de esta historia

Esta entrada fue publicada en Galicia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario