La mayor parte de los españoles cree que se alimenta bien

anciano-comiendoLa alimentación se ha convertido en uno de los temas que más preocupa hoy en día a las sociedades occidentales, aquejadas de preocupantes niveles de obesidad. Las prisas, el estrés, las dificultades crecientes en conciliar la vida laboral y familiar, hacen que abandonemos hábitos alimenticios saludables como la dieta mediterránea y nos decantemos por los platos preparados, la bollería industrial y el “picoteo” entre horas.

Sin embargo, cuando nos preguntan por nuestros hábitos personales, parece ser que tendemos a ver de forma más optimista nuestra propia alimentación, tal y como parece desprenderse de un reciente estudio realizado por el Instituto de marketing y opinión pública (IMOP) y la agencia de comunicación especializada en salud, Berbés Asociados, que revela en sus conclusiones que un 63% de la población española piensa que se alimenta de forma adecuada.

Entre estos, la franja de edad que se manifiesta más satisfecha con su nutrición es la de los mayores de 65 años, que creen alimentarse correctamente en un 82% de los casos analizados. Por el contrario, un 37% de la muestra considera que su alimentación no es buena o podría mejorar. Es sorprendente, en este caso, el bajo porcentaje de encuestados (6%) que piensa que no se alimenta bien.

 En cuanto a lo que significa “comer mejor”, una buena parte de la población considera que consumir más frutas y verduras es una de las claves, sobre todo los más jóvenes, además de llevar una dieta más completa y variada en su conjunto, tener unos horarios estables en las comidas, ingerir menos azúcares, comer más pescado, consumir menos grasas y reducir la cantidad total de alimentos.

Otros factores más minoritarios incluyen la reducción del consumo de alimentos precocinados, evitar la sal, decantarse por los alimentos ecológicos, masticar mejor o comer más legumbres. Y es que España es uno de los países con mayor número de personas con sobrepeso y obesidad, y concienciarse de alimentarse bien junto a hacer ejercicio y deporte son la base para no desarrollar esta enfermedad.

Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario