Febrero y sus pescados de temporada

Durante los meses de frío los pescados y mariscos varían mucho. Normalmente son especies muy ricas en proteínas, como el bacalao. Comprar pescado de temporada garantiza, no sólo un mejor precio, sino una mejor sabor y calidad. A lo largo del invierno el cuerpo se somete a muchos cambios de temperatura y el pescado es un aliado perfecto para enriquecer nuestro sistema inmunológico evitando así gripes y resfriados.

En el mes de febrero, la mejor calidad y el pescado de temporada es:

Los Camarones: pertenecen al grupo de crustáceos, mariscos, parecidos a las gambas o langostinos. Y, aunque se puede encontrar fresco en los mercados durante todo el año la mejor época es ahora, ya que han criado y el precio es  más bajo. Es bajo en grasas, colesterol y calorías y muy rico en proteínas. Además sus grasas son poliinsaturadas.

La Lamprea: un pescado azul muy particular debido a que vive en el mar pero necesita trasladarse al agua dulce de los ríos para reproducirse. Es un pescado con mucha grasa, rico en ácidos Omega 3 que ayudan a reducir el colesterol. La lamprea, un pescado muy escaso, siempre se ha dicho que, hay que darle un corte en la cola para que se desangre antes de cocinarla, normalmente se encuentra ya preparada en las pescaderías.

El Besugo: es un pescado azul con una exquisita carne magra. Es uno de los pescados azules que más carne magra contiene. Es una carne muy sabrosa y es muy recomendada para enfermos cardiovasculares ya que contiene omega 3, que contribuye a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre y a hacer la sangre más fluida, lo que disminuye el riesgo de formación de coágulos o trombos. Aunque se pueden pescar besugo aquí en el Mediterráneo, lo habitual es que se encuentre en zonas atlánticas de las costas europeas. Su mejor época es el invierno, aunque ejemplares en el mercado se encuentran durante todo el año, en verano a precios desorbitados.

El Bacalao: uno de los pescados más valorados en las cocinas y rincones mágicos de la gastronomía. aunque puede encontrarse durante todo el año, su época es esta, el invierno. El bacalao necesita frío, mares y océanos con grandes profundidades y temperaturas muy bajas, sus más de 60 especies hacen que sea aún más valorado por los expertos, su sabor y sus beneficios para la salud lo hacen el rey de los productos del mar. Aporta muchos minerales entre los que destacan el fósforo y el potasio, contiene mucho sodio además de vitaminas D, E y A. Es un pescado blanco con muy poco contenido graso y un alto índice de proteínas.

El mero: El mero es un pez de cuerpo robusto y voluminoso. La cabeza es alargada, con bultos entre los ojos y la frente. Puede llegar a medir hasta dos metros de longitud. Su contenido en proteínas no es muy elevado, si bien éstas son consideradas de alto valor biológico y contienen todos los aminoácidos esenciales. Posee diferentes vitaminas y minerales. Entre las vitaminas destacan las del grupo B, como B2, B3, B6, B9 y B12. En relación con la presencia de minerales destacan: potasio, fósforo y magnesio.

La Caballa: es un pescado que tradicionalmente ha estado directamente relacionado con el pescado envasado, en lata o en aceites. Actualmente se consume mucho fresco y su temporada se inicia ahora en febrero. Es un pescado azul rico en vitaminas y minerales, muy beneficioso para el organismo.

Febrero es un mes que ofrece un pescado muy rico y perfecto para dietas y comidas sanas, ya que son pescados muy ricos en nutrientes y que ayudan a controlar los niveles de colesterol, gracias a su alto contenido de omega 3.

Esta entrada fue publicada en Pesca y Mar, Salud y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario