El mero, un pescado fuente de vitaminas

mero con hieloAunque son muchos los pescados que comemos habitualmente, si buscas variedad y no comer siempre los mismos tipos, tenemos la suerte de contar con el mero, un pescado tal vez menos popular en nuestras mesas, pero tan bueno como los demás.

El mero cuenta con importantes ventajas nutritivas como son su elevado número de vitaminas y minerales. Te invitamos a conocer un poco más sobre este pescado para que lo introduzcas en tu dieta.

Vitaminas y minerales

Su alto contenido en vitaminas de tipo B (B2, B3, B6, B9 y B12), que aportan hidratos de carbono y proteínas. Por ejemplo, la vitamina B9 regulas las cantidades de ácido fólico que se necesitan, mientras que la B12 regula el funcionamiento de las neuronas. Con todo ello, nos aseguramos un buen funcionamiento de los glóbulos rojos. Además, es fuente de vitaminas de tipo E, que no son tan comunes en esta clase de pescados, y le dan una función antioxidante importante.

Los minerales que aporta el mero son el fósforo y el magnesio, entre otros, que son necesarios para reforzar la estructura ósea general, como para obtener la energía diaria que necesitamos.

Otras ventajas

El mero es uno de los pescados más completos, además de por sus proteínas, su aporte calórico es realmente bajo, escogido por ello para elaborar algunas dietas, por lo que puede comerse a diario. Otros de los beneficios que se consiguen con el consumo de mero es que es recomendado para personas que tienen el colesterol algo alto, y además para aquellas que tienen dolores de estómago, pues es un pescado que no produce efectos de mala digestión al ser ligero.

Sabor y maneras de cocinarlo

El mero es un pescado de carne tierna blanca, que tiene un excelente sabor y que se cocina de diferentes maneras, dependiendo siempre de la provincia y comunidad. Por ejemplo, en las Islas Baleares es tradición comerlo con patatas y un sofrito de tomate,  en las comunidades del norte o bien de la costa es popular el mero al estilo marinero, que engloba un guiso con el pescado regado de vino blanco. Mientras que en otros lugares de la costa mediterránea, el mero se mezcla con verduras, gambas, y se cocina al horno o al vapor sin embargo. También, una de las mejores formas de cocinar un mero es a la parrilla.

 

Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Pesca y Mar y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario