Artes de pesca (IV): Marisqueo

5544024974_fa367e1c02_zEl marisqueo es una arte de pesca muy generalizada en determinadas zonas costeras, destacando Galicia con respecto al resto de España.

Has de saber que ha sido una actividad que servía para complementar los ingresos de las familias marineras, puesto que no requería alejarse de los núcleos urbanos y se podía compaginar con la atención del hogar.

En el artículo de hoy te explicamos la importancia del marisqueo, las especies capturadas y los aparejos que se utilizan. Por otra parte, también es importante señalar que, hoy en día, esta profesión se está especializando para garantizar la captura de productos de primerísima calidad.

​El marisqueo en Galicia

El marisqueo engloba todas las artes de pesca referidas a la captura de todo tipo de mariscos. En la misma categoría se incluye recoger almejas en las playas y la captura de percebes en las rocas de acantilados, profesión que en ocasiones implica grandes riesgos.

Aunque en los últimos años ha habido un descenso de las personas dedicadas a esta arte de pesca, aún hoy 3.748 personas se dedican directamente a esta actividad en Galicia. Era una disciplina fundamentalmente femenina, puesto que concentraba más del 80 % de las profesionales.

Hay que señalar, además, que aunque hay actividades de marisqueo en toda la costa gallega, estas se concentran en la Costa da Morte hasta las Rías de Muros-Noia y de Arousa.

​Qué especies se capturan

Tradicionalmente, las mujeres capturaban en las playas almejas o berberechos, destacando las zonas de la Costa da Morte y Rías Baixas. Ahora bien, el marisqueo también incluye otras especies, siendo la más famosa y valorada el percebe por su complejidad para ser capturada, puesto que está en acantilados y, en ocasiones, hay que tomar riesgos para obtenerlo.

Finalmente, es conveniente que sepas que los mejillones también se incluyen en las artes de marisqueo, así como los camaronesvieiras, ostras o las navajas.

​Útiles para el marisqueo

En sus orígenes, mariscar era una disciplina que complementaba los ingresos de las familias que se dedicaban al campo. Por ese motivo, los utensilios que se utilizaban para capturar marisco en las playas eran los mismos del campo. El sacho, el angazo, el fouciño, la fisga o la rasqueta son algunas de las más conocidas.

Mariscar en el mar ya requiere del uso de una embarcación y de aparejos más completos, que incluyen una red. El rastro es el utensilio más utilizado, pero también se utilizan el raño o la gancha.

Esta entrada fue publicada en Galicia, Pesca y Mar y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario