Cuesta de enero, ahorrar a la hora de comprar…

Como-organizar-y-hacer-una-compra-saludable-en-el-supermercado-300x200Cuando necesitamos alimentos básicos es muy complicado ahorrar, porque además es mejor adquirir calidad. Pero hay unos sencillos trucos para superar la cuesta de enero a la hora de ir al supermercado. ¿Sabes cuáles son?

Planificación

Comprar sin sentido y sin previa organización lleva a gastar más de lo necesario. Con una buena planificación (un calendario, por ejemplo, de lo que necesitamos cada día y lo que vamos a comer) podemos comprar estrictamente sólo lo prioritario.

La calidad, siempre la mejor opción

Como hemos indicado, comprar calidad es ganar. De nada sirve comprar alimentos más baratos que se nos van a pasar antes. Es de vital importancia, sobre todo para nuestra salud, contar con alimentos Premium, que sean sabrosos, buenos para cocinar y que permitan hacer infinidad de recetas. La clave es que además de buenos nos van a durar mucho más.

Las promociones online

Siempre bajo el criterio de calidad, hay muchas tiendas, supermercados y e-commerce que ofrecen promociones durante el mes de enero. Es una manera de atraer clientes en un mes complicado de ventas y los usuarios los agradecen. Gracias a estas ofertas, podemos hacer un uso más responsable de nuestra cesta de la compra.

Adquirir alimentos locales y de proximidad

Lo ecológico y de proximidad es una de las tendencias en alimentación de este año. Comprar productos locales es una garantía, están más buenos, son de calidad, ayudamos a los agricultores de la zona y nos llegan frescos.

Alimentos de temporada

Otra de las maneras de superar la cuesta de enero con la cesta de la compra es comprar alimentos de temporada. Tienen mejor sabor y cuestan menos, tanto de encontrar como de precio. Para el resto de alimentos, podemos esperar, porque sólo los tienen en lugares contados y por ello resultan más caros.

Más cenas en casa

Comer fuera está bien, pero hacerlo cada día encarece nuestro bolsillo. Tirar de tupper en la oficina no tiene por qué ser un horror si sabemos planificar las comidas. Ello no quiere decir que podamos ir a un restaurante de vez en cuando, es más, lo valoraremos más. Las cenas en casa fomentan la creatividad para idear recetas y permiten agrupar a un mayor grupo de personas.

Esta entrada fue publicada en Información, Salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario