¿Cuánto gastamos los españoles en productos frescos?

57e2d6414356a814f1dc84609629357a123fdee1574c704c7c2b78d29645cd5e_640.jpgEstá claro que el gasto en productos frescos en un país es un indicativo bastante elevado de la importancia que le da la población a la alimentación.

Por eso, en este artículo queremos hablarte sobre el presupuesto que destinan la media de los ciudadanos españoles al gasto en este tipo de productos en su compra frecuente.

Y es que, precisamente, si en algo se basa la dieta mediterránea y sus hábitos alimenticios es en contener una cantidad considerable de productos frescos.

¿Cuánto gastamos los españoles en productos frescos?

Los informes indican claramente que la media de los productos frescos que los españoles colocamos en nuestra cesta de la compra está en torno al 60 %. Esto supone que más de la mitad de los productos que consumimos sí que tienen este origen.

Ahora bien, este dato hay que matizarlo por edades, pues varía considerablemente. Mientras que esta cifra es cierta en adultos de mediana edad (en torno a los 50 años), esta se reduce hasta un 45 % cuando hablamos de los adolescentes, siendo este grupo uno de los mayores consumidores de ultraprocesados y otros tipos de alimentos.

Y si lo que queremos es hablar de cifras, la media que una familia española gasta al año en este tipo de productos se sitúa en torno a los 1.900 euros. Para que puedas hacerte una idea más global a nivel de país, estaríamos hablando de una cifra nada desdeñable de 33,4 mil millones de euros anuales en productos frescos en España.

¿Y qué porcentaje de esto se destina a productos del mar?

Si queremos dividir la cesta de la compra en porcentajes y suponemos un 75 % de productos frescos, obtendríamos que el 14 % de las compras se destina a la compra de pescado y marisco. Esta cifra no está nada mal, pero podría mejorarse si tenemos en cuenta que el consumo de carne fresca es casi del doble (27 %).

Como sabes, el pescado y los productos del mar en general tienen importantes beneficios que le hacen destacar en la dieta mediterránea, especialmente cuando está fresco. Razón por la cual deberíamos incrementar su consumo si queremos prevenir enfermedades crónicas, como puede ser la diabetes o las diferentes enfermedades cardiovasculares.

Los hábitos alimenticios de los españoles en lo que respecta a productos frescos y a productos del mar nos deja datos muy positivos en comparación con otros países. Eso sí, no podemos descuidarnos porque la presencia de alimentos ultraprocesados, congelados o envasados sigue muy presente en nuestra dieta, algo que resulta especialmente preocupante en el caso de los jóvenes.

Esta entrada fue publicada en Información y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario