Consejos para volver a los buenos hábitos alimenticios tras las vacaciones

Restaurant tourists couple eating at outdoor cafeDurante el verano las comidas se descontrolan. No seguimos un horario fijo, picamos entre horas y a veces nos pasamos con las grasas y los azúcares. Pero a la hora de volver a la rutina nos cuesta y debemos seguir unos mejores hábitos alimenticios al finalizar las vacaciones. ¿Cómo lo hacemos?
No es tan complicado, te damos estos consejos para que lo hagas de manera más fácil.

Disminuir hidratos de carbono

Mantener nuestro peso ideal o bien bajarlo es una constante. Para esto debemos reducir, todo lo que podamos, el consumo de hidratos de carbono. Esto quiere decir dejar de lado los alimentos ricos en sal y azúcar, y los procesados, que, a la larga, pueden ser responsables del desarrollo de distintas enfermedades.

Las cinco comidas al día

Los médicos y nutricionistas recomiendan comer cinco veces al día, pero siempre en menor cantidad. De nada sirve que nos pasemos en cada una de ellas, entonces solo conseguiremos aumentar el peso.

Desayunos abundantes

Sí, el desayuno es la comida más importante del día. Nos da energía y nos aporta aquellos valores que necesitamos para rendir más durante la jornada. La comida puede ser normal y la cena mucho más ligera.

Ejercicio físico moderado

Con la alimentación, es bueno (vaya, obligatorio) movernos y realizar ejercicio moderado. Cada semana podemos hacer varios ejercicios, sea en el gimnasio o fuera de él. Si eres de los que no les van las máquinas porque aburren, pásate a las clases dirigidas, al baile o a la natación.

Alimentos ricos y sanos

Si introducimos en nuestra dieta alimentos ricos y sanos como la fruta o el pescado, tendremos mucho ganado. Junto a ello, reduciremos la carne roja y aumentaremos el pavo. Son alimentos que pueden tomarse cada día. Y no nos olvidemos de las verduras, las hortalizas y los cereales.

Sí a los alimentos depurativos

Aquellos que llevan fibra, vitaminas y minerales, y antioxidantes nos ayudarán a reducir nuestra gasa y a mantener un cuerpo siempre delgado. Pero, sobre todo, sano. Las frutas, los frutos secos, las verduras, el agua y muchos otros alimentos son perfectos en este sentido.

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario