Consejos para sobrellevar los excesos navideños

mariskitonavidadHa llegado la época de las comidas familiares, de empresa, los asados, las mariscadas, los vinos y el champán. En las Navidades nuestro cuerpo se resiente de los excesos y pide un poco de precaución para poder disfrutar de las fiestas sin ningún contratiempo. Para no llegar a situaciones incómodas, podemos, sin embargo, adoptar unos hábitos fáciles y prácticos para evitar los excesos de las fiestas.

Planifica de antemano las comidas familiares y otros compromisos para que no se sucedan una detrás de otra. En primer lugar, tenemos que tener claro qué días vamos a tener celebraciones para compensar los excesos de ese día concreto con los días previos y posteriores, esto es, intentar cocinar platos ligeros antes del día del atracón de una comida familiar.

Se debe evitar el consumo excesivo de alimentos y masticarlos bien para ahorrar trabajo al estómago. Tampoco conviene abusar de los alimentos picantes, los presentados a temperaturas extremas o los excesivamente condimentados.

No consumas alcohol de forma aislada, siempre acompañado de alimentos y procurando no mezclar distintas bebidas alcohólicas. Limita la ingesta de alcohol en el momento del aperitivo o de la comida, y oblígate a decidir cuántas copas vas a tomar, no dejes que actúen impulsos improvisados.

Espera al menos dos o tres horas después de la última comida para acostarte y duerme al menos seis u ocho horas.

Planificando un poco las comidas intercalando aquellas más copiosas con otras más ligeras y con un poco de deporte para oxigenar el cuerpo nos aseguramos unas Navidades tranquilas y sin sustos alimentarios.

 

 

Esta entrada fue publicada en Carne Gallega, Galicia, Gastronomía y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario