Consejos para bajar el colesterol

colesterol-info-doGuisados, fritos, dulces y alcohol. Durante las Navidades las comidas copiosas han dejado paso a un aumento de peso y del colesterol. Ingerir alimentos bajos en grasa es una de las maneras de reducir el colesterol, pero hay más cosas que podemos hacer.

Desde la Fundación Española del Corazón (FEC) alertan que el colesterol puede aumentar hasta un 10% tras las navidades y conviene reducirlo. Una de las bases para saber si tenemos alto el colesterol es acudir al médico, quien nos realizará un análisis de sangre para ver los parámetros y, si es alto, dará los remedios y pautas necesarias para su reducción.

Frutas y verduras

La alimentación es la base para que el colesterol malo no se desarrolle. Aumentar la cantidad de frutas y verduras diarias ayuda en su reducción, y marca las pautas de una dieta equilibrada y variada.

Pescado

El pescado es fuente de salud. Concretamente el pescado azul contiene Omega 3, un ácido que reduce, en gran medida, el colesterol malo y previene el organismo de las enfermedades relacionadas con el corazón, así como la diabetes.

Menos grasa saturada

Desde la Fundación Española del Corazón (FEC) aconsejan evitar consumir grasas saturadas, que están presentes en alimentos con grasa de origen animal. Se pueden buscar alternativas a ello e ingerir buena carne de ternera de calidad y DO una vez por semana.

Aceite de oliva y frutos secos

No solamente la fruta es buena para regular el colesterol. El aceite de oliva, base de la dieta Mediterránea, es básico, por lo que es fácil sustituir la mantequilla y otros derivados por este aceite a la hora de cocinar y de aliñar los alimentos. Junto a ello, los frutos secos también son buenos, especialmente las nueces y las almendras.

Queso fresco

Aunque el queso curado es bueno, en exceso también puede aumentar el colesterol. Por este motivo, se recomienda cambiar el queso curado por el fresco.

Práctica de ejercicio

Los médicos recomiendan la práctica de ejercicio diario para mantener unos buenos hábitos saludables. Con esto se reduce el riesgo de tener obesidad, de sufrir estrés, y de desarrollar enfermedades de toda índole.

 

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario