Consejos para aprovechar mejor el consumo de pescado

aprovechar pescadoEs indiscutible que el pescado es una fuente de salud y vitaminas. Por ello, su consumo es recomendable hasta tres y más veces por semana, especialmente cuando se debe dar a niños en edad de crecimiento. Pero además para los mayores también es nutritivo, ya que en la etapa de la vejez, cuando más se necesita, previene de ciertas enfermedades y regula el colesterol. Por lo que no podemos prescindir del pescado. Veamos cómo aprovecharlo mejor a la hora de consumirlo.

Pescado fresco

Para comprar pescado, recomendamos adquirirlo fresco. De esta manera estará más sabroso y lo podemos congelar para comerlo más adelante en caso de que sobre. El pescado congelado es igual de nutritivo, conservando sus propiedades como si estuviera fresco.

Qué pescado es mejor comprar

Esto depende del pescado de temporada, de la pesca y de su precio medio, pues en algunos tipos de pescado el precio puede ir variando. Los pescados más consumidos en España son la merluza, el rape, y los pescados azules, como el atún o el salmón. Los podemos encontrar todo el año, ya que existe un excelente surtido de pescados, al contar España con una pesca abundante y las importaciones pesqueras correspondientes.

Cuál es el más saludable

Depende, ya que una gran parte del pescado es bueno y tiene gran carga de vitaminas. Pero los que más se recomiendan por su riqueza en ácidos grasos son la sardina, la caballa, la trucha, el salmón o el pescado blanco.

Para todo el año

Consumir pescado es algo que podemos hacer durante todo el año. Hay pescados en todas las temporadas. En invierno, en forma de sopas, cremas o al horno; en ocasiones especiales como Navidad, hacemos uso de los rodaballos, doradas y del marisco; y en verano, de las cáscaras, el pescado blanco, el marisco y del resto de pescados en forma de ensaladas o a la plancha.

Cómo cocinarlo

Debe cocinarse correctamente, mejor si es poco hecho, pues el pescado muy cocinado puede llegar a ser algo seco y contener menos nutrientes de los que necesitamos. Es mejor que se fría o se hierva a baja temperatura. Si lo hacemos al horno, debe cocinarse a temperatura adecuada para que no esté crudo. Podemos cocinarlo de diferentes maneras y mezclado con otros ingredientes. Si se utilizan hierbas estará más sabroso, de la misma manera que si echamos especias y zumo de limón.

 

Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Salud y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario