Consejos gastronómicos para un San Valentín especial

4imagesSe acerca una fecha muy especial, el 14 de febrero, día de San Valentín, donde invitar a tu pareja a una cena o comida diferente, sabrosa y romántica. A continuación te damos algunas ideas para que puedas hacer tu mismo un suculento menú con los mejores platos y productos.

Langostino sobre cremas o sopas

Los mariscos son algunos platos especiales que no pueden faltar en grandes eventos. Y, si queremos dar lo mejor para esa persona amada, optaremos por langostinos o bien grandes gambones. Mejor que sean frescos, para poderlos cocinar al momento. Se pueden hacer cocidos sobre cremas de marisco, de sopas de pescado o bien cocinados para ser pelados. Recordemos que los langostinos, como muchos otros mariscos, son alimentos afrodisiacos, por lo que aseguramos una noche llena de pasión.

Salmón marinado con cítricos

Vamos a poner un punto ácido a la cena. Para ello, el salmón es uno de los pescados más ricos y completos junto al sabor de los cítricos, como puede ser la salsa de naranja o de limón. Haz que el salmón esté marinado, con algo de especias, y pequeñas rodajas de limón para poder decorar el plato.

Carne de vacuno con dulces de ciruelas o salsa de higos

A la carne de vacuno, siempre de ternera y buena calidad, se le puede añadir un toque algo dulzón o distinto. Esto se consigue con una salsa de ciruelas, salsa de higos, o bien salsas de frutos rojos, con los mismos frutos en el plato para poder experimentar esta explosión de sabor. Este plato es contundente y altamente nutritivo al ofrecer proteínas necesarias para que sea un plato único.

Chocolate y canela

Los postres son imprescindibles para una cena completa de San Valentín. Por este motivo, recomendamos las tartaletas de fresas, los novedosos cupcakes de frutas o bien los pasteles de chocolate y canela. Ambos alimentos son también afrodisíacos y la canela estimula nuestra imaginación para ofrecer nuevas ideas a esta romántica noche.

Vino blanco

Tanto si comemos pescado como carne, elige un vino blanco de calidad como los albariños. El sabor será fresco y dulzón, lo que se necesita para cenas románticas.

¿Por cual os decidís?

Esta entrada fue publicada en Gastronomía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario