Come pescado y verduras si quieres vivir muchos años

pescado-y-verdurasLlevar una vida longeva y sana viene, en gran medida, condicionada por aquello que comemos. Hacer deporte, preocuparse menos y alimentarse correctamente son algunas de las señas para poder vivir más y mejor. La ingesta de pescado y verduras es muy importante para tal fin.

Los últimos estudios publicados en la revista ‘Circulation American Heart Association’ determinan que la ingesta de pescados y verduras aumenta los niveles de grasas poliinsaturadas en la sangre, lo que hace que se reduzcan las posibilidades de fallecer por enfermedad cardiaca o por cualquier otra causa.

Grasas poliinsaturadas y pescados

Estos estudios clínicos avanzan que las grasas poliinsaturadas o monoinsaturadas pueden encontrarse en determinados alimentos, como ciertos pescados azules, como el salmón, trucha o arenque. Estas grasas incorporan 10 gramos de grasa por cada 100 de pescado. Con ello, lo que permite es reducirse los niveles de colesterol y protegen el corazón, algo que alarga la vida. Y es que la función de protección de estas grasas Omega 3 son agentes antiarrítmicos y bajan la presión sanguínea. Los ácidos grasos EPA y DHA, encontrados en el pescado, reducen el riesgo de muerte en un 20% por ciento.

Antioxidantes y verduras

La ingesta de verduras también es beneficiosa para poder alargar la vida de los consumidores. Las últimas investigaciones han concluido que ciertas verduras frescas contienen antioxidantes que inciden en la buena salud de las personas. Son perfectas algunas verduras como el brócoli, los rábanos, las zanahorias, las lechugas, las espinacas, etc. Estos estudios dan como base que, cuanto mayor es la ingesta de frutas y verduras, mayor parece ser el efecto protector. Además, también está relacionado con menor riesgo a padecer cáncer y enfermedades del corazón. De manera que ingerir entre dos y tres porciones de verduras al día puede estar relacionado con un riesgo menor de muerte.

Mucha fruta

Verdura, pescados y fruta. Pues es el tercer alimento necesario para alargar la vida. Pueden ser también frutos secos, con un puñadito de éstos al día. Mientras que la fruta fresca y seca frena fuertemente el riesgo de muerte, una porción de fruta congelada/enlatada puede aumentarla, según estudios de salud pública de la Universidad de Liverpool, en Reino Unido. Ello puede deberse a los azúcares añadidos en los productos de frutas procesadas.

 

 

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario