Carne gallega de ternera, sinónimo de calidad

campo vacasCuando se habla de la carne gallega de ternera se habla de sabor, aroma y textura, se habla de calidad. La carne gallega de ternera auténtica posee unas características verdaderamente excepcionales gracias a que se trata de carne de vacuno joven, por lo que las propiedades nutritivas resultan mucho más elevadas y completas.

Normalmente, la carne de vacuno de Galicia suele variar en tonalidad, pudiendo variar entre un rosa claro (ternera) hasta un rojo suave (añojo), luciendo un aspecto magro, libre de exceso de grasa. Y es que al corte ofrece una consistencia firme y posee una textura suave. La carne gallega de ternera de calidad destaca principalmente por tratarse de una carne de intenso y gran sabor, una carne deliciosa, jugosa y que casa perfectamente en infinidad de recetas culinarias.

Propiedades nutritivas de la carne de vacuno

La carne de vacuno se convierte en la mejor opción para todas aquellas personas de paladar exigente y refinado, ya que es sin duda alguna una de las joyas de la dieta mediterránea. Pero no sólo su sabor, aroma y múltiples posibilidades a la hora de su preparación hacen de la carne gallega de ternera una excelente propuesta gastronómica, sino que se trata de una carne que posee unas propiedades nutritivas muy completas.

La carne de vacuno es un alimento esencial y muy completo, indispensable en cualquier dieta equilibrada y saludable, y ello es gracias principalmente a que es una rica fuente en proteínas. Las proteínas que brinda la carne de vacuno son de gran valor biológico y de una muy alta digestibilidad, proteínas que se encargan de reparar todos los tejidos del organismo y contribuyen al crecimiento.  La carne de ternera también es rica en vitaminas pertenecientes al grupo B, pudiendo encontrar vitamina B1, B2, B3, B5, B6 y especialmente B12.

Entre los minerales de este tipo de carne son destacables el calcio, hierro, magnesio y fósforo, de modo que se convierte en el alimento indicado para una correcta formación y desarrollo de los huesos y dientes, así como un perfecto desarrollo intelectual. Asada, frita, guisada, estofada, a la parrilla, a la plancha, la carne de vacuno es ideal para cocinar de infinidad de maneras distintas.

Esta entrada fue publicada en Carne Gallega y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario