Berberecho, el sabor y la riqueza de la Ría de Noia

d0ccfc5f-e149-47c5-98c8-04746d6df44eEl marisco es uno de los alimentos más queridos. De las costas gallegas salen verdaderas joyas, como es el caso del berberecho de Noia. Este molusco es recogido de manera tradicional en las costas de Noia y Outes y la gestión que realiza la cofradía encargada es ejemplar.

El cuidado del berberecho

La Cofradía de Pescadores San Bartolomé de Noia siempre ha apostado por la buena alimentación, una donde no puedes dejar
de incluir los mariscos. La captura y consumo de este producto está muy arraigado en Galicia, pero en especial en las costas de A Coruña. Es en esta provincia, concretamente en los ayuntamientos de Noia y Outes, en los que la cofradía realiza su labor.

La mayoría del berberecho recogido pertenece a la Ría de Noia, la cual ofrece unas aguas excepcionales para la captura de este molusco. Sin embargo, debes saber que esta cofradía apuesta por la conservación de estos seres vivos, por lo que cuenta con un criadero propio. Las actividades de recolección se desarrollan desde octubre a marzo y en esta zona llegan a conseguirse el 70 % de las capturas que se consumirán en toda la comunidad gallega.

Para garantizar la salubridad en todo momento, la cofradía apuesta por fomentar a trazabilidad de su producto. El criadero respeta el crecimiento natural de los berberechos, no recurren a añadido artificial alguno y no usan otros animales que los conseguidos en el propio vivero. De esta forma, respetan al máximo la fauna local, pero sin dejar de lado el suministro de este popular molusco.

¿Cómo es el berberecho de Noia?

Para que reconozcas este alimento, nada mejor que describir sus principales características. Es un molusco bivalvo, con forma de corazón y una tonalidad blanquecina. Destaca su bajo contenido en grasa y la gran cantidad de hierro que aporta. Además, es un marisco modesto, el cual pasó desapercibido durante años, hasta que su gran calidad empezó a despuntar por encima de otros manjares del mar.

Para su captura, las 1355 personas de la cofradía, entre armadores y recolectores de a pie, recurren a técnicas artesanales y tradicionales. La modalidad del marisqueo a flote en barcas y la de a pie, íntegramente realizada por mujeres, son las imperantes. Asimismo, se respetan las medidas adecuadas de los berberechos para recolectar solo aquellos ejemplares que son adultos y aptos para el consumo humano. De esta manera, se garantiza la continuidad de la especie.

En definitiva, si eres un entusiasta del marisco, no puedes dejar de probar el berberecho de Noia. Descubrirás un producto de calidad, cuidado con mimo y que respeta el medioambiente. Nada mejor que probarlo para conocer parte de la impresionante gastronomía que Galicia y sus costas puede ofrecerte.

Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Pesca y Mar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario