Beneficios y propiedades de la lubina

Lubinas-frescasEs un pescado de calidad, que se suele tomar en aquellas ocasiones especiales al ser de alto precio, pero que está buenísimo y tiene miles de propiedades para el organismo. La lubina, también conocida con el nombre de róbalo, puede encontrarse como salvaje en el Océano Atlántico y también en el Mediterráneo. Para pescar y obtener lubina siempre es mejor pescarlas en temporada de primavera y otoño, aunque es en invierno cuando resulta fácil pescarlas en aquellas zonas algo más cálidas.

Una gran parte de la lubina que llega a las pescaderías viene de las piscifactorías y se cría en muchos países mediterráneos, con el fin de poder gozar de este pescado durante todo el año, hecho que no hace encarecer su valor, como sucede en otras épocas como Navidad. Está buenísima y su carne es de calidad, fina y tierna. Encontramos diversas especies que, quizás, no son de tan alta calidad, pero también gozan de buena fama y sabor.

La lubina pertenece a un tipo de pescado blanco que contiene 1,3 gramos de grasa por 100 gramos de carne. Es destacable por su alto valor nutricional, al contener minerales como fósforo o hierro que dan ese aporte calórico y de proteínas que se necesita en todas las etapas de la vida. En cuanto a vitaminas, es de especial mención destacar aquellas pertenecientes al grupo B.

Una de sus ventajas es que puede prepararse para cocinar de diversas maneras. Su carne es tierna y no contiene espinas siendo el pescado perfecto para los niños. La lubina puede cocinarse a rodajas, al horno (una de las más tradicionales, con patatas panadera, especialmente para Nochebuena), con guarniciones, a la plancha, estofada…

En cada región, la lubina se cocina de diversas formas, siendo la lubina al horno un plato tradicional en el norte del país para fechas señaladas y se cocina con vino blanco, con el albariño como estandarte en Galicia. Suele añadirse especias o bien condimentos a base de pimienta negra o tomillo para dar un buen sabor a toda la mezcla. Otro plato por excelencia es la lubina a la sal, que permite recubrirse con la sal sin quitar las escamas y luego se cocina al horno.

Esta entrada fue publicada en Pesca y Mar, Salud y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario