Beneficios de la dieta atlántica

dieta-atlanticaHasta el momento conocíamos diversas dietas, entre ellas, la mediterránea que apoya un estilo de vida saludable con el consumo de productos de la tierra. Ahora se ponen las bases de la dieta atlántica, que también ofrece múltiples beneficios para nuestro organismo.

¿Qué es la dieta atlántica?

Según la Fundación Dieta Atlántica, es aquella que se nutre de la abundancia de alimentos de temporada, locales, frescos y mínimamente procesados, con alimentos procedentes de vegetales, con el consumo de pescados y mariscos frescos, congelados o en conserva, el consumo de leche y derivados lácteos, en especial quesos, el consumo de carne de cerdo, vacuno, caza y aves, el de vino, normalmente con las comidas, y en cantidades moderadas, el uso de aceite de oliva para aliñado y cocinado, y la preparación culinaria preferente: cocción, guisado y brasa.

Principales beneficios

Un reciente estudio sobre los resultados del consumo de la dieta atlántica, realizado sobre más de 600 personas pertenecientes a unas 200 familias gallegas, ha concluido diferentes beneficios para los que practican esta dieta.

Reducción del colesterol. El estudio ha demostrado que los que han practicado en esta investigación y han estado consumiendo parte de la dieta atlántica han disminuido el colesterol, en unos 11 miligramos por decilitro en el caso de mujeres y niños, y en una cantidad más modesta, pero sí importante en los hombres.

Mejora de la masa corporal. En el estudio también se observó que hubo una mejora en el peso, la adiposidad y en los parámetros bioquímicos relacionados con la grasa corporal.

El vino más saludable. Una vez analizados los vinos de uva autóctona de la zona, como es el albariño o la mencía, se ha establecido que hay mayor concentración de compuestos funcionales como polifenoles y proantocianidinas en las semillas. Con lo que es mejor en el sentido organoléptico y saludable.

Minerales y antioxidantes. Al observar las conservas relativas a grelos y berzas, se estableció que hay propiedades relativamente elevadas de minerales y antioxidantes, y que el periodo de almacenamiento no afecta a la calidad del producto.

Consumo de pescados. El consumo de pescados, tanto de mar como de río, y de marisco, al menos unas tres veces por semana es necesario, al tener un aporte en proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos, vitamina D, calcio y elementos traza.

Esta entrada fue publicada en Galicia, Salud y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario