Alimentos para combatir el frío

sopacalienteDurante el invierno, es vital abrigarse bien y alimentarse correctamente para prevenir toda clase de enfermedades. Los resfriados y las gripes están al orden del día, por lo que aconsejamos ciertos alimentos que nos ayudan a pasar el invierno muchos mejor y entrar en calor de manera inmediata.

Caldos y sopas de verduras

Un caldo caliente nos ayuda a reponer fuerzas. Nada mejor que hacer caldos y sopas de verduras, que refuerzan el organismo gracias a las vitaminas que nos dan los puerros, las acelgas o las espinacas. Los caldos de pescado también nos ayudan a estar mejor.

Frutas

Ante los resfriados, la vitamina C de las frutas aporta gran cantidad de energía y previene la tos y la situación de resfriado general que provoca el frío de estos meses. Comer fruta cada día y hacer zumos naturales con ellas son las mejores soluciones para encontrarnos mejor, aunque haga frío fuera.

Pescado azul

El omega 3 es bueno durante todo el año, pero en invierno mucho más. Así los pescados azules, que son los que más llevan estos ácidos de omega 3, son beneficiosos para llevar un estilo de vida saludable. También son alimentos que previenen determinadas enfermedades.

Infusiones

Se recomiendan las infusiones, especialmente para después de comer. El café o el té pueden ser buenos por la mañana, no obstante la cafeína puede disminuir las defensas del cuerpo. Por su parte, las infusiones calientes nos ayudan a entrar en calor, de manera rápida, son antioxidantes y depuran el organismo de forma general.

Arroz

Además de las verduras y las legumbres, el arroz es un alimento que nos aporta aquella energía que necesitamos en invierno y que hará que notemos mucho menos el frío intenso de los meses actuales. Como hidrato de carbono es especialmente indicado para aquellas personas que se mueven mucho, sean niños, adolescentes o grupos de adultos. El arroz también tiene fibra y vitaminas.

Cebolla, ajo, jengibre…

Aunque no son siempre gusto de todos los paladares, el ajo y la cebolla son buenos para no tener resfriado, al contar con efectos antibióticos y antioxidantes, poseer vitaminas, y ciertas propiedades antinflamatorias. Son alimentos para comerlos en invierno, en sopas, guisos, asados… igual que el jengibre, que también se puede tomar en dulces. Algunas personas dejan cebollas crudas abiertas en casa para que penetre por las vías respiratorias y nos permita respirar mejor.

 

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario